CAPE EPIC 2017


La Cape Epic, es una carrera anual por equipos de dos personas en bicicleta de montaña que tiene lugar en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Ha sido acreditada por la Unión Ciclista Internacional. Los equipos tienen que correr juntos durante todo el recorrido de la carrera.
La carrera  cubre casi 700 kilómetros, y dura ocho días. La Cape Epic atrae a la élite de ciclistas de montaña profesionales de todo el mundo. La carrera también está abierta a los aficionados, que entran en un sorteo para poder participar. La carrera se divide en etapas diarias y se suman todos los tiempos. La Cape Epic, una vez fue descrita por Bart Brentjens, 1996 medallista de oro olímpico en ciclismo de montaña, como el "Tour de Francia de ciclismo de montaña". (Wikipedia)



El viernes 17 de marzo aterrizábamos en Ciudad del Cabo, después de 14 horas de vuelo. El viaje había sido mejor de lo esperado, ya que a través de un amigo piloto, habíamos conseguido que nos pasaran a Business y viajamos como dos señores.La tarde la dedicamos a sacar las bicis de las maletas y a montarlas. No habían sufrido daños en el transporte. Nos dimos una vuelta para comprobar que funcionaban correctamente. El viaje empezaba bien.


El sábado por la mañana fuimos a por los dorsales y al briefing. Nos dieron una maleta con una guía de la prueba, un cuaderno con la normativa de la carrera, una chaqueta, una camiseta de la Epic, dos bidones de agua, un Bluff, dos dorsales de tela para los maillots, unos adhesivos con el perfil de cada etapa para pegar en la bici cada día, una placa con nuestro número para poner en la bici y otra mas pequeña para poner en la tienda de campaña que sería donde dormiríamos durante los 8 días de la prueba.



DOMINGO, 19 DE MARZO: ETAPA PRÓLOGO.
El domingo a las 9:47 a.m era la hora de nuestra la salida. La primera etapa era tipo prólogo como en las grandes vueltas tipo Tour de Francia. Cada 20 segundos salía una pareja del cajón de salida y el tiempo que hiciéramos determinaría nuestro cajón de salida para la Etapa 1.






El recorrido empezaba con una subida y luego se alternaba con algunos "sube-baja" bastante rompe-piernas. La sección técnica tenía algunos saltos que se cobraron los primeros abandonos. Si los cogías excesivamente rápido salías despedido fuera del circuito. Uno de los participantes se rompió el pómulo y la ceja en una caída y tuvo que ser evacuado en helicóptero. Y esto no había hecho mas que empezar!
Conseguimos acabar los 113 de la categoría Masters, con lo que nos asegurábamos un buen cajón de salida para la etapa 1.





LUNES, 20 DE MARZO: ETAPA 1.



La primera etapa partía de Hermanus, una de las ciudades mas bellas y turísticas de Sudáfrica y desde donde se pueden ver ballenas cerca de la orilla.
Esta primera etapa fue un infierno. La temperatura exterior subió hasta los casi 40 grados. Se veía a gente fulminada debajo de los árboles del recorrido. Hubo dos participantes que sufrieron ataques al corazón. Los helicópteros de la organización no daban abasto para evacuar a los participantes que lo necesitaban. El resultado fue que más de 112 personas abandonaron. En mi opinión el problema fue que veníamos del invierno y mucha gente no estaba aclimatada para esas temperaturas tan altas durante más de 100 kms. Conseguimos acabar en la posición 120 de la categoría Masters.





MARTES, 21 DE MARZO: ETAPA 2.



La organización, por recomendación médica, según dijeron, ya que las temperaturas seguían siendo anormalmente elevadas para esta época del año, decidió acortar esta segunda etapa a 64 km. Yo creo que la decisión fue acertada ya que sino habría habido otra "escabechina" similar a la del día anterior. Las zonas por la que discurría el recorrido eran impresionantes y había gran cantidad de "single-tracks" (senderos) estrechos muy divertidos, aunque había que mantener la concentración para no salirse. Acabamos en la posición 104 de la categoría Masters.

Ese día como todos, lo terminábamos de la misma manera. Celebrándolo con una cerveza!





MIÉRCOLES, 22 DE MARZO: ETAPA 3.


Esta etapa contaba con una subida tremenda a una zona conocida como UFO y con números single-track por paisajes impresionantes. En algunos momentos parecía que estuviéramos montando en bici en la propia luna. Suelo blanquecino y rodeando agujeros que parecían cráteres. Acabamos en la posición 103 de la categoría Masters.



JUEVES, 23 DE MARZO: ETAPA 4.



Esta etapa fue una de las más duras ya que era la mas larga ( 112 km.) y terminaba con una subida tremenda. En esta etapa primero me caí yo desde un puente de unos dos metros, caída en la que afortunadamente no sufrí daños ya que conseguí agarrar al puente en el momento de la caída y dí una vuelta pero caí bien. El cambio trasero de la bici se torció y tuve que enderezarlo con cuidado de no partirlo. Javi, tuvo peor suerte ya que se hizo daño en el codo al tocar el manillar con un árbol y caerse. Terminamos como pudimos, quedando los 107 de la categoría Masters.





VIERNES, 24 DE MARZO: ETAPA 5.



Nada mas levantarnos, le pregunté a Javi, que  tal se encontraba de su codo, respondiéndome con un " parece que estoy un poco mejor". Respiré aliviado, ya que a esta carrera habíamos venido los dos y la acabaríamos los dos juntos. Javi, es un tío duro y el mejor compañero que podía tener. Chapeau!
Esta etapa para mi fue la más bonita. El recorrido estaba lleno de "bike parks", es decir, circuitos de bici con curvas peraltadas y cambios de rasante que te ponían los pelos de punta. Atravesábamos bosques, circulando entre los árboles, otras veces, íbamos por caminos que comunicaban las Farms (granjas) a toda pastilla. Los paisajes en Sudáfrica son realmente impresionantes por su grandeza. Puesto 119 de la categoría Masters.





SABADO, 25 DE MARZO: ETAPA 6.




Esta era la "etapa reina", es decir, la mas dura de todas. Eran 107 km. en la que ascendíamos nada más y nada menos que 2.750 metros.  El Groenlandberg asciende más de 600 m. en 9 kms. llenos de rocas y arena. Hay partes que superan el 20% de desnivel!. Esta etapa la iniciábamos con mucho respeto ya que llevábamos más de 500 kms en nuestras piernas. Acabábamos en el puesto 98 de la categoría Masters (nuestro mejor resultado en una etapa). La clave fue mantener la cabeza fría en todo momento y no perder la concentración. Así como una gestión de la alimentación en carrera metódica. Parábamos en cada avituallamiento y rellenábamos bidones y reponíamos energía.




Ese día me hice una foto con Jose Antonio Hermida ( cuatro veces campeón mundial, tres veces campeón de Europa y medalla de plata en Atenas 2004). Competía con Joaquim "purito" Rodriguez ( 14 victorias en Grandes Vueltas (2 etapas en el Giro de Italia, 3 etapas en el Tour de Francia y 9 etapas en la Vuelta a España). Acabaron los 18 de la general. El nivel allí era estratosférico. Ganó, Nino Schurter ( Oro Olímpico en Rio de Janeiro).


DOMINGO, 26 DE MARZO: ETAPA 6.


Después de lo que habíamos pasado, esta etapa podía parecer fácil, pero en la Cape Epic, como oí decir a otro participante "hasta el rabo todo es toro". No podíamos confiarnos, ya que eran 85 km. con una subida al Franschhoek y detrás de ese nombre impronunciable seguro que se encontraba una subida de tortura por senderos de piedras empinados como el mismísimo Mortirolo. Además esta etapa la hicimos con otro participante, Juan, que se había quedado sin compañero y que iba fuerte, por lo que no tuvimos ni un respiro durante los 85 kms. Acabamos los 107 de la categoría masters, lo que hacia que finalizáramos en el puesto 107 de Masters ( 331 gral). 8 días. 43 horas y 48 minutos tiempo total. 691 kms. 15.400 metros ascendidos.



Lo habíamos conseguido!!!!. Experimenté una alegría enorme al atravesar la línea de meta. La Cape Epic es una prueba que te devuelve mucho más de lo que entregas. Te exprime hasta la última gota de sudor, pero si consigues acabarla te impregna un sentimiento de "invencibilidad" similar al que debían experimentar los antiguos guerreros cuándo volvían invictos de las guerras.
Es una prueba de las grandes, con una organización de 10 y un recorrido duro, muy duro, pero que discurre por unos paisajes absolutamente impresionantes. Sudáfrica es un país enormemente rico en recursos naturales y con una diversidad de flora y fauna realmente grandiosa.
Los dos días siguientes los dedicamos a desmontar las bicis para meterlas de nuevo en la maleta, hacer algo de turismo y sobre todo a "levitar" unos centímetros por encima del suelo cada vez que recordábamos que habíamos sido finishers de la que seguramente es la carrera de Mountain Bike más dura del mundo. Quiero dar las gracias a mi compañero Javi, que es un auténtico portento de la naturaleza y gracias a todos los que lo habéis hecho posible, con vuestro apoyo. Gracias de corazón!










Comentarios

Entradas populares de este blog

UTMB ( ULTRA TRAIL DEL MONT BLANC)

CRUCE A NADO DEL ESTRECHO DE GIBRALTAR